Visit Health Watch for COVID-19 updates. Find Employee Return to Campus and Student Return to Campus information.
Emergency Notification

Agradecimientos

_______________________________________________

En memoria de Roberto Herrera, Dora Solito y Agostina Pavazza.

A Conrado, mi sobrino. 

 

AGRADECIMIENTOS

El presente volumen es una reescritura de mi tesis doctoral, El concepto de “teatro independiente” en Buenos Aires, del Teatro del Pueblo al presente teatral: estudio del período 1930-1944, entregada y defendida en el año 2017. Durante el tiempo en el que la llevé a cabo, fueron muchas las personas e instituciones que colaboraron, y a las que me gustaría agradecer. 

En primer lugar, al CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), por brindarme la posibilidad de hacer mi doctorado de manera digna y satisfactoria. En diciembre de 2012, cuando obtuve la beca doctoral, hacía cinco años que se había creado el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (luego degradado a Secretaría en 2018 y, afortunadamente desde finales de 2019, devuelto a su grado máximo), y la cantidad de becarixs y científicxs radicados en el país, había crecido exponencialmente. A ese Estado presente, que creyó en mí y que aumentó las oportunidades para las áreas humanas y sociales, le debo mi investigación. Es un orgullo formar parte del CONICET, como lo es ser egresada de la Universidad de Buenos Aires, institución en donde nos enseñaron, entre otras cosas, a defender la ciencia argentina y la educación pública. 

En segundo lugar, quiero agradecer a mi maestro y director de tesis, el Dr. Jorge Dubatti, por su generosidad para guiarme en el camino, y por su enorme confianza en mí (incluso más grande que la que tengo yo).

Este trabajo, por otra parte, no hubiera sido posible sin la información recolectada en bibliotecas y archivos, cuyos trabajadorxs (o integrantes de la dirección) se mostraron siempre dispuestos a colaborar. Mi más profundo agradecimiento a Alicia y Carlos, de la Junta de Estudios Históricos del barrio de Boedo; a Daniela Schick, del Teatro IFT; a Laura Mogliani, del Fondo Jacobo de Diego; a Cristián Martínez, del Centro Documental de Información y Archivo Legislativo de la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires; al gran Carlos Fos, del Centro de Documentación de Teatro y Danza del Complejo Teatral de Buenos Aires; a María, del Instituto Nacional de Estudios de Teatro (INET); a Alicia, Elsa y Norberto, de la Biblioteca Obrera “Juan B. Justo”; a Érica, del Instituto de Historia del Arte Argentino y Latinoamericano “Luis Ordaz”; a la querida Diana Melamet, de nuestro Instituto de Artes del Espectáculo “Raúl H. Castagnino”; y al personal del Instituto de Literatura Argentina “Ricardo Rojas”, de la Biblioteca Nacional de la República Argentina, del Centro de Documentación e Investigación de la Culturas de Izquierdas (CEDINCI) y de la Biblioteca Utopía del Centro Cultural de la Cooperación “Floreal Gorini” (¡y perdón si me olvido de alguien!).

También fue fundamental la ayuda de algunos familiares de los protagonistas, quienes, con todo afecto, me brindaron historias y documentación. Eternas gracias a Nélida Agilda (sobrina de Enrique Agilda, esposa de Roberto Pérez Castro y colaboradora del Teatro Juan B. Justo), Noemí Pérez Agilda (sobrina nieta de Agilda e hija de Pérez Castro), Leandro Agilda (sobrino biznieto de Agilda), Luciana Laski (nieta de Sofía Laski), Daniel Laski (hijo de Sofía Laski), Roberto Antier (hijo de Violeta Antier) y Rosana G. Passano (nieta de Ricardo Passano).

Agradezco también a lxs colegas que me acompañaron en estos años, que leyeron con atención algunos de los avances de la tesis y de este libro, que me pasaron material y que me dieron ánimos para continuar. Fueron muchxs y la lista sería eterna, pero no quiero dejar de nombrar a María Eugenia Berenc, Rocío Villar, Bettina Girotti, Jimena Trombetta, Paula Ansaldo, Belén Landini, Magalí Devés (quien además me permitió conocer el fondo Heinrich-Sanguinetti), Cristina Mateu, Martín Wolf, Natacha Koss, Dayra Restrepo, Pablo Ruíz y David William Foster. Y, por supuesto, a los equipos completos de investigadores e investigadoras del Área de Investigaciones en Ciencias del Arte del Centro Cultural de la Cooperación y del Área de Investigaciones en Teatro y Artes Escénicas del Instituto de Artes del Espectáculo (UBA).

A los amigxs y compañerxs, gracias por ser y estar. Y gracias a mi querida familia, especialmente a mi mamá, mi papá y mi hermana, por su paciencia y amor incondicional.

María Fukelman